Las redes sociales nos ha llenado de nuevas experiencias, ver la vida de los otros, aprender cosas nuevas, conocer ciudades, comida, marcas, hoteles, carros e incluso el perro del vecino y esto suena fascinante, entretenido y constantemente atractivo. Pero que pasa si te digo: ¿Qué esto esta creando una nueva sociedad llena de odios, rechazos, envidias y egos?

Vivimos en una sociedad la cual durante muchos años se ha regido por el estrato social, el poder adquisitivo y la cantidad de dinero que se tiene para tener lujos.
Durante generaciones se ha buscado la forma de romper con este parámetro y lograr un trato más igualitario, donde el dinero no sea un termómetro, siendo más valioso el respeto, la forma de pensar y el amor.

social-media

Tristemente mientras se intenta terminar con unos parámetros, va creciendo otro y este se llama redes sociales. La cantidad de seguidores o subscritores que una persona pueda formar, crea una idea de ser mejor que el otro y tener poder. Te acuerdas que te dije: ¿Qué gracias a las redes sociales podíamos aprender y conocer cosas nuevas? Bueno pues eso es verdad, pero no siempre es color de rosa y detrás de un gran número se está formado un gran ego. No te voy a decir que todas las personas con muchos o pocos seguidores son arrogantes y pisotean a los otros, pero últimamente he visto varios casos a nivel mundial donde personas con muchos seguidores se han robado el contenido de otros, hablan mal de otros, lo publican, y creen que pueden hacer lo que quieran, sin tomar responsabilidad de sus actos.

¿Por qué escribo esto? Es un llamado para invitarlos a ser parte de las redes sociales de una forma amorosa, respetuosa y en búsqueda de crear comunidad para ayudarse unos con otros. La idea de seguir creando un rechazo sociales por número de seguidores que a la larga inició con una plataforma que se puede caer en dos segundos, no me parece la forma más sana de vivir y me aterra que vivamos en un mundo regido por número de seguidores y no por la mejor versión de nosotros mismos.

¿Esto suena duro? Si, pero es una onda que viene y si no hacemos nada al respecto vamos a terminar atrapados en un mundo lleno de egos, rabias, poder y odio.

Les mando un fuerte abrazo,
Laura Kobels

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s